El estudio se basó en seis ejes o temáticas: la reconstrucción de Manabí, la lucha contra la corrupción, el emprendimiento, el empleo, la educación técnica y la educación inicial.

Estefanía Terán, coordinadora de Ecuador Decide, explicó que, por cada eje, se seleccionaron dos propuestas de campaña y para cada una se desarrollan indicadores que sirven para medir logros.

Por ejemplo, en el eje de educación técnica constan tres indicadores: matrícula en los institutos, participación de sectores estratégicos en áreas en mallas curriculares y construcción de institutos. Al año se superó la meta en aceptación de cupos para matriculación, se realizaron once consejos consultivos para las mallas y no hubo ejecución en infraestructura.

El resultado: 48% de avance en esta propuesta de campaña. “Hay voluntad política para potenciar la educación técnica. Sin embargo, esto no se ha traducido todavía en ejecución”, explicó Terán.

En el caso de lucha contra la corrupción, la única propuesta de campaña fue convocar a un pacto nacional contra la corrupción con la conformación de un consejo consultivo para la transparencia. Se crea el Frente Anticorrupción, pero no cuenta con presupuesto propio y tampoco hay una página web para hacer seguimiento a los cien días, a los seis meses se disuelve el Frente y el informe presentado tiene estrategias y recomendaciones, pero no hay un plan específico y eso dificulta una evaluación.

Al año no se constatan acciones que respondan a las recomendaciones realizadas por el Frente. El resultado es el 28% de cumplimiento en el primer año en el tema de corrupción. Otras áreas como empleo tienen el 39%, reconstrucción de Manabí, el 47%, y educación inicial, el 35%. (I)EL UNIVERSO

WhatsApp chat