La importancia del multilateralismo, la situación de Venezuela y el fortalecimiento de este organismo fueron los ejes del discurso del Mandatario, en el debate de la 73° Asamblea General del organismo. Hubo pronunciamientos del secretario general, António Guterres, que alertó la situación del orden mundial.

“La paz es nuestro mayor derecho”. Con esta frase el presidente de la República, Lenín Moreno, llamó a los Estados a sumarse a este compromiso por la vida y la felicidad. Este fue parte de su intervención durante el debate general del 73º Período de Sesiones de la Organización de las  Naciones Unidas (ONU), ante jefes de Estado y representantes de los países miembros.

También instó a una solución a la crisis de Venezuela, que ha provocado un problema migratorio, que se ha extendido a la región. El Jefe de Estado se refirió a la ONU como “el símbolo vivo más importante del compromiso mundial por la paz.

Durante años hemos hablado mucho de paz, pero nadie ha podido superar la definición de Gandhi, sobre su condición de único camino de la humanidad”. Respecto de la situación en Venezuela, sostuvo que ha urgido al Presidente y pueblo de esa nación a que resuelvan su crisis con un diálogo nacional, franco e inclusivo. “Invitamos, hace poco, a los hermanos países de la región, a asumir de una manera práctica e integrada, la solidaridad con los migrantes, los desplazados y los refugiados venezolanos”, añadió.

También formuló cuestionamientos. “Cuando los gobiernos desvían su objetivo de cuidar a los más pobres, esa población busca mejores oportunidades de tierra, lejos de los suyos”… En el caso venezolano, Ecuador recibe alrededor de 6.000 ciudadanos de ese país en busca de mejores condiciones de vida. De allí que llamó a la solidaridad de las naciones. Recordó que en julio pasado se aprobó el Pacto Mundial de Migración, adoptado a su vez en diciembre en Marruecos.

“No podemos dejar que quede en letra muerta”. En otro aspecto, se refirió al bloqueo económico de Estados Unidos hacia Cuba. Expresó que no comprende cómo es que esa nación puede bloquear a un país casi indefenso. “Se nos hace imposible comprender que se bloquee a otros la posibilidad de esos derechos a la vida, a la libertad, a la búsqueda de la felicidad”, manifestó. El pasado lunes, el Mandatario se reunió con su homólogo cubano Miguel Díaz-Canel, luego de su intervención en el marco de la Cumbre de la Paz Nelson Mandela, donde trataron asuntos de cooperación en salud y educación. El Presidente añadió que no entiende cómo las grandes potencias gastan en grandes armas en lugar de invertir en el desarrollo de los pueblos.

“No comprendemos cómo esos países que han logrado desarrollo en armamento, que han sentido en sus propios hijos las guerras, intervienen en conflictos ajenos sin ayudar a resolverlos, sino todo lo contrario agravándolos y hasta perpetrándolos”. También llamó a defender a la ONU.

“Si hay fallas corrijámoslas, no tratemos de desbaratarla, no le restemos presupuesto, porque la necesitamos fortalecida para el futuro que queremos dejar a nuestros hijos”. Se mostró partidario en la creación de organizaciones complementarias, para dar vida a sistemas de comercio, a proyectos específicos o regionales de cultura, educación o deportiva, siempre y cuando sirvan para fortalecer la unión mundial.

“Pero no creemos, ni utilicemos organizaciones regionales para defender sistemas anacrónicos, perversos y dictatoriales, como las vimos nacer -y afortunadamente- morir en las últimas décadas”, puntualizó. Advertencia de Guterres En el inicio de la jornada de debates, el secretario general de la ONU, António Guterres, lanzó una advertencia sobre lo que consideró que existe un creciente caos y confusión en el planeta. Al inaugurar la Asamblea General de la ONU, Guterres dijo que el orden mundial, basado en normas comunes, está en “un punto de quiebre” y la cooperación es cada vez más difícil. “Hoy, el orden mundial es cada vez más caótico.

Las relaciones de poder son menos claras”, dijo Guterres a la asamblea de 193 naciones minutos antes de que el presidente estadounidense, Donald Trump, suba al podio. “Los valores universales se están erosionando. Los principios democráticos están bajo sitio”, indicó. Guterres no criticó específicamente a ningún país, pero entre los diplomáticos existe temor por una división del mundo en esferas de influencia y un regreso a la rivalidad entre grandes potencias.

“Hoy, con cambios en el equilibrio de poder, el riesgo de la confrontación puede aumentar”, advirtió Guterres ante los asistentes. “Los desafíos están creciendo afuera, mientras mucha gente se está volcando hacia dentro”, concluyó.

Llamado de Espinosa

Tras el discurso de Guterres, le correspondió a la presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa. Ella formuló un llamado a los líderes del mundo a “no desmayar en sus intentos por construir un orden mundial más pacífico, más seguro y más humano”.

En el acto, Espinosa emitió un efusivo llamado a estar a la altura de las necesidades de los pueblos. “Construyamos unas Naciones Unidas más relevantes para todas las personas”, expresó. Recordó que “el aporte de la ONU a la humanidad ha sido inmenso”, por lo que “sigue siendo tan relevante como hace 73 años”. “El multilateralismo constituye la única respuesta posible a los problemas globales que enfrentamos. Debilitarlo o ponerlo en cuestión solo genera inestabilidad y desconcierto, desconfianza y polarización”, apuntó. (I)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/politica/3/onu-ecuador-leninmoreno
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec

WhatsApp chat