La Independencia de Guayaquil fue el proceso independentista que dividió los lazos de esta provincia con el Imperio español. Así surgió la Provincia Libre de Guayaquil. Este hecho es el comienzo de las campañas por la independencia de la Real Audiencia de Quito.

Si bien el primer gran levantamiento de un gobierno criollo frente a España se suscitó en Quito el 10 de Agosto de 1809, hecho que se conoce como el Primer Grito de la Independencia, la jornada buscaba una autonomía política, más no hacía referencia a una separación clara frente al Imperio español.

El mariscal Antonio José de Sucre llegó a Guayaquil y colaboró en la formación de un Ejército libertario, el cual estaba conformado por ecuatorianos de la Costa y la Sierra, así como por granadinos de Venezuela, Colombia y españoles independentistas.

La gesta como tal, tiene su origen la noche del 8 de octubre de 1820, cuando los capitanes León de Febres Cordero y Damián Nájera engañan al comandante español Torres Valdivia, a quien sometieron  para evitar que dirija a las tropas reales.

Febres Cordero se adueñó de las lleves del Comandante español. Acompañado de 50 hombres, se tomó el recinto Granaderos, sorprendiendo a la guardia española y proclamando la causa independentista. A la par, el prócer Luis Urdaneta y sus hombres tomaban la caballería Daule. Urdaneta mandó al comandante Matías Tirapeguí para tomarse la Batería de las Cruces. El último movimiento independentista de los revolucionarios fue el apresamiento de Benito García del Barrio, primer jefe de los Granaderos.

Para la mañana del 9 de Octubre de 1820 declaró su Independencia, dando paso a que se inicien los proceso de guerras de independencia que darían paso a lo que hoy es la República del Ecuador.

WhatsApp chat