Tras 7 años de vigor, Ley de Educación se reforma

  • 0

Tras 7 años de vigor, Ley de Educación se reforma

Entre los cambios a Ley Orgánica de Educación Superior (LOES) está la extensión de los criterios para el ingreso de los bachilleres a la universidad. De los 137 legisladores que conforman la Asamblea Nacional, 40 se inscribieron para participar en el segundo debate del proyecto de reformas a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES). Cada legislador contó con 10 minutos para su intervención.

Por ello, la sesión 516 que se inició a las 10:50 se suspendió pasado el mediodía y se retomó a las 15:30. Antes del debate, Augusto Barrera, titular de la Secretaria de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), resaltó que la norma, consensuada con las autoridades de los centros formación de pre y posgrado, da pasos históricos porque incorpora el sistema de formación técnico y tecnológico.

Con la reforma, los institutos superiores otorgarán un título equivalente al que entregan las universidades. El asambleísta Israel Cruz añadió que quienes opten por ese tipo de formación podrán continuar sus estudios. Con un año adicional de preparación accederán a una licenciatura, mientras que para una ingeniería serán dos. Con eso estarán habilitados para una maestría o un doctorado.

El funcionario añadió que la ley también revaloriza la remuneración de estos profesionales. “Un técnico ganaba cerca de $ 600, dependiendo de la empresa en la que trabaje. Ahora su salario debe subir a algo más de $ 1.000”.

Otro de los cambios en la normativa que consta en el informe final es el ingreso a los centros de educación superior públicos. Este será regulado a través del sistema de nivelación y admisión, el cual garantizará la libertad de selección de la profesión y de la institución. Con las reformas se tomarán en cuenta otros criterios para acceder a la universidad.

Se sumará el récord académico del bachiller y su situación social, económica y de territorio Barrera recordó que los cupos que se generan hacia cada carrera son decisión de las universidades y el Estado no tiene control sobre el mismo. “Es por esto que para algunas carreras muchos jóvenes no logran ingresar por décimas, pero por eso estamos trabajando para que ellos puedan seguir las carreras que desean”.

En cuanto a la autonomía universitaria, el reto -dijo Barrera- es la consolidación de un sistema que facilite la gestión de recursos.  Para las universidades particulares, el enfoque de la autonomía está orientado a su individualidad y su capacidad de beneficiarse del conocimiento que generan. (I)

FUENTE: Diario EL TELÉGRAFO




11Shares

Sección: Noticias


Deja un comentario