La VII Convención del Movimiento PAIS contó con la presencia de más de1200 delegados y alrededor de 4500 militantes.

  • 0

La VII Convención del Movimiento PAIS contó con la presencia de más de1200 delegados y alrededor de 4500 militantes.

Este 3 de diciembre, alrededor de 4500 personas, entre dirigentes, militantes y simpatizantes de Alianza PAIS, se movilizaron hacia la provincia de Esmeraldas. Todos querían participar de la VII Convención Nacional del Movimiento. Asistieron 1272 delgados que se acreditaron legalmente, de los 1574 delegados establecidos por la Dirección Nacional; además participaron miles de representantes de organizaciones y movimientos sociales y organizaciones políticas aliadas.

La Convención tuvo como objetivo principal definir la línea política para la nueva etapa de la Revolución Ciudadana, por lo tanto al no ser de carácter electoral, a pesar de que se la solicitó, no era necesaria la presencia de un delegado del CNE, tal como lo estipula el artículo 345 del Código de la Democracia.

Para poderse llevar a cabo la VII Convención Nacional, se tuvieron que sortear una serie de obstáculos orquestados desde la institucionalidad  estatal, cierre de calles, operativos policiales bloqueando el paso a quienes se dirigían al lugar de la Convención, automotores cerrando las vías, cortes de luz, de agua, amenazas a la integridad de los dirigentes y asistentes, fueron algunos de los inconvenientes experimentados.

En el marco de esta VII Convención, el expresidente de la República del Ecuador y Presidente Vitalicio de Alianza PAIS, Rafael Correa, fue elegido para presidir la jornada político-ideológica.

Entre los puntos tratados, se ratificaron por unanimidad las decisiones tomadas por la Dirección Nacional el pasado 31 de octubre, (separación del adherente Lenín Moreno y de Mary Verduga, que fungían de Presidente del Movimiento y miembro de la Comisión de Ética, respectivamente), esto basados en la Disposición General Novena del Régimen Orgánico del Movimiento.

La Secretaria Ejecutiva de Alianza PAIS, Gabriela Rivadeneira, quien también pronunció un discurso a los miles de militantes, afirmó que debe quedar claro que “la Revolución Ciudadana ya no tiene gobierno en este país” y que ésta “tampoco necesita del gobierno en esta nueva etapa, porque empezamos el proceso de reorganización popular y de base”.

Gritos de ánimo de los militantes, sonidos de trompetas y cantos de alegría y entusiasmo matizaron la mañana y tarde de la VII Convención Nacional de Alianza PAIS. “En la lucha del pueblo nadie se cansa”, “el pueblo unido jamás será vencido”, fueron parte de las consignas pronunciadas por la multitud revolucionaria.

Al dirigirse a la gente presente en el lugar de la VII Convención, el miembro del buró político de Alianza PAIS, Virgilio Hernández, dijo en su discurso que el gobierno quiere enterrar a Rafael Correa, pero no se da cuenta de que “los líderes se hacen porque están junto a los valores de la gente, porque son capaces de caminar con la gente”, ese es Rafael Correa.

Como parte de los puntos abordados, se aprobó por unanimidad la conformación de una comisión especial que elabore la propuesta de reformas a la normativa interna del Movimiento y se facultó a la Dirección Nacional para que pueda aprobar dichas modificaciones.

El compromiso militante expuesto por el presidente del Movimiento Alianza PAIS, Ricardo Patiño, estableció que debemos conocer el camino a seguir, para poder guiar a nuestro pueblo. Señaló que se debe llevar un trabajo intelectual que permita comprender qué es lo que está sucediendo. Por ejemplo, el caso de la Consulta: hay que hablar con gente y hacerles entender qué se busca con la pregunta dos y tres. “Al Ejecutivo en la Consulta, debemos responderle con un rotundo ¡NO!”

Ricardo Patiño agregó que la Revolución Ciudadana sólo podrá permanecer en el tiempo si se une con el poder popular y ciudadano, “debemos trabajar cada día, en nuestro pueblo, en nuestros barrios”. “Nosotros debemos defender la democracia alcanzada, y para ello, necesitamos un mayor nivel de participación de democracia interna”, finalizó.

En la VII Convención del Movimiento Alianza PAIS se aprobó por unanimidad el Compromiso Militante. En este caso, se afirmó que el compendio de este documento será enviado de manera inmediata a todas las direcciones provinciales y circunscripciones del exterior para su obligatorio cumplimiento.

Rafael Correa Delgado, con inmensa convicción y alegría, dijo durante esta VII Convención que esta crisis del Movimiento está sacando lo mejor de nosotros. “Es increíble que nos hayan querido sabotear todo y a pesar de ello lo hayamos logrado”, “cuando dijeron que lo único que podía sacar de la presidencia de Alianza PAIS a Lenín Moreno era la Convención, yo les dije: Quieren Convención, ahí estaré. Desde ese día nos han hecho la vida imposible para que esta convención no se lleve a cabo (…) Los verdaderos revolucionarios no podemos ser ni corruptos ni mediocres”.

Rafael Correa, se dirigió a todos los militantes, ciudadanos y medios de comunicación y señaló que “es momento de ponerse la Patria en el corazón, hay que darse cuenta que se está destruyendo el Estado de derecho, lo que hoy tenemos es un Estado de hecho e inconstitucional (…) lo que se está gestando es un golpe de Estado, si no, ¿cómo se le puede llamar a lo que quieren lograr con la aprobación de la consulta popular?”, cuestionó el Presidente Vitalicio de Alianza PAIS.
El discurso pronunciado por el expresidente Rafael Correa fue claro al señalar que Lenín Moreno quiere apoderarse de cuatro de las cinco funciones del Estado a través de la tercera pregunta sobre el Consejo de Participación Ciudadana. “Estamos entrando en una dictadura”, dijo el exmandatario.

Finalmente en cuanto a la consulta popular manifestó que por coherencia la militancia debe oponerse a esta pregunta así como a las preguntas tres y cuatro.

La tercera pregunta se refiere a la eliminación de la postulación indefinida que limita los derechos democráticos de los ciudadanos a elegir y ser elegidos. Y la cuarta pregunta pretende la eliminación de la Ley en contra de la especulación, lo que perjudicaría a la mayoría de la ciudadanía y favorecería a los grandes grupos financieros y económicos que especulan con la tierra.

En las demás preguntas dijo que la militancia debería tener libertad de elegir según su criterio. Sin embargo, dejó claro que estas no son más que una pantalla para imponer aquellas preguntas que esconden sus verdaderos intereses.
En la Convención se tomaron varias resoluciones importantes. Entre ellas, se propuso a los asistentes que, en caso de que el actual gobierno decida apoderarse de manera ilegal e ilegítima de nuestro Movimiento, llevaremos a cabo la desafiliación masiva y la inmediata conformación del Partido de la Revolución Ciudadana, que resguardará e impulsará a futuro los principios del proyecto político, así como los banderas de lucha del pueblo ecuatoriano.

Frente a todas las dificultades, la militancia auténtica fue parte de este momento histórico en el que tanto dirigentes como militantes manifestaron su compromiso y coherencia con la Revolución Ciudadana.

Este proyecto político no cede ante las presiones del poder, continuará siendo la principal fuerza política de izquierda popular y progresista.

Sección: Noticias


Deja un comentario