En el contexto de la reciente subida de 25 centavos en el precio de cada galón de diésel utilizado en las camaroneras, el Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables anunció la implementación de un plan integral de electrificación para el sector.

El objetivo es eliminar paulatinamente el uso de equipos de diésel en procesos productivos y  reducir la importación de hidrocarburos.

El plan consistiría en invertir más de $200 millones en obras para dotar de energía eléctrica eficiente a más de 2.000 camaroneras, ubicadas en 100.000 hectáreas del Litoral.

Al momento ya se ha conseguido el aporte de $70 millones por parte de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón. Además, mientras se concretan las obras, 500 camaroneras accedieron a la tarifa eléctrica preferencial.

Antonio Guerrero, experto eléctrico, comentó que la electrificación es la medida más adecuada para evitar que la eliminación gradual del subsidio del diésel, hasta su precio internacional que es de 2,20 dólares, le quite competitividad y productividad a los camaroneros. (JS)

WhatsApp chat